Beneficios al dejar de fumar

Cuando dejás de fumar, existen muchísimos beneficios que queremos que conozcas para motivarte a continuar en tu proceso o tomar la decisión de abandonarlo por completo.

Cuando dejás de fumar, la cantidad de beneficios que experimentás es enorme conforme pasa el tiempo, sin embargo, muchos de ellos se empiezan a sentir o a notar de forma inmediata, o en un plazo muy corto. Por ejemplo:

  • Pasados 20 minutos del último cigarrillo fumado, la presión arterial, el pulso y el ritmo cardíaco bajan a niveles normales; también la temperatura corporal regresa a la normalidad. Esto probablemente es imperceptible, pero tenés por seguro que su cuerpo empezará a agradecértelo.

  • 8 horas después, los niveles de monóxido de carbono en la sangre bajan, mejorando la oxigenación por lo que empezarás a sentir que su capacidad de respirar mejora poco a poco.

  • En 24 horas, disminuye el riesgo de un ataque al corazón y luego de 48 horas vuelven a crecer algunas terminales nerviosas, la capacidad de oler y saborear aumenta a niveles normales

  • Pasadas 2 o 3 semanas, la circulación sanguínea mejora, el desempeño de los pulmones aumenta un 30%

  • 1 mes después, disminuye la congestión nasal, la tos y la fatiga. La energía total del organismo aumenta.

  • De 1 a 9 meses, la cilia (estructura que protege de las infecciones) vuelve a crecer en los pulmones, ayudando a obtener una mejor respiración y reduciendo la posibilidad de infecciones.

  • Luego de 1 año, el riesgo de ataque al corazón, es un 50% menor que el de una persona fumadora.

  • Luego de 3 años, el riesgo de infarto al corazón es el mismo que el de una persona que nunca ha fumado.

  • Después de transcurridos 5 años, la probabilidad de adquirir algún tipo de cáncer por tabaquismo, disminuye a más de la mitad.

  • Al cumplir 15 años de no fumar, el riesgo de enfermedades coronarias es ahora igual al de un no fumador, al igual que el riesgo de adquirir algún tipo de cáncer.

En términos generales, al dejar de fumar obtendrás las siguientes ventajas:

  • Menor riesgo de desarrollar enfermedades respiratorias, cardiovasculares, relacionadas al cáncer y otras.

  • Te despertarás por la mañana sin ansiedad por fumar.

  • Al mejorar el gusto y el olfato disfrutarás más de los alimentos.

  • Te sentirás mejor al respirar bien.

  • Al no tener problemas respiratorios, disfrutarás más el ejercicio y las actividades al aire libre.

  • El humo de tu cigarrillo no estará enfermando a otros, en especial a su familia.

  • Obtendrá mayor rendimiento en todas las actividades que realicés.

  • Te sentirás mejor con tu familia y demás personas no fumadoras.

  • Evitará la preocupación de conseguir cigarrillos en horas de la noche y el riesgo de verse perjudicado por un robo.

  • Sin olor a cigarrillo, con aliento fresco, sin ojos irritados por humo y sin dientes manchados, lucirás mejor.

  • Reducirás el riesgo de quemar su ropa, sus muebles o su casa.

  • Su autoestima aumentará al sentirse más saludable

  • Dará un buen ejemplo a tus hijos y disminuirá el riesgo de que ellos fumen.

  • No tendrás problemas en lugares donde es prohibido fumar, tampoco con las personas que no fuman.

  • Economizarás mucho dinero y el comprar tabaco ya no será una de tus prioridades.

  • Una cosa sí es segura, una vez que comencés a sentir las primeras manifestaciones producto de haber dejado de fumar, ya no querrás volver a hacerlo. Poné en una balanza los pros y los contras de fumar y sabrás de inmediato la respuesta. Aún así, te recordamos que en IAFA tenemos tratamiento especializado en manos de excelentes profesionales que te podrán ayudar. Si querés fijar una cita con nuestros especialistas, hacé clic abajo.

BeneficiosPaulo López