Beneficios de la actividad física cuando dejás de fumar

¿Estás dejando de fumar y no sabes cómo controlar la ansiedad que te produce dejar el cigarrillo? Esta información es para vos.

Si sos, una de las personas que ha tomado la decisión de abandonar el consumo de tabaco y estás enfrentando el síndrome de abstinencia a la nicotina, está información te puede ayudar en el proceso de mejorar tu salud y afrontar la ansiedad.

Antes que todo, es importante que tengás presente que es normal que ante la ausencia de nicotina en tu organismo, tu cuerpo se sienta incómodo y que aparezcan algunos síntomas molestos. Este proceso llamado, síndrome de abstinencia es producto del proceso de desintoxicación del organismo.

Para sobrellevar esos síntomas físicos y emocionales que produce la cesación del consumo de tabaco, existen múltiples estrategias que podés poner en práctica. En esta ocasión nos centraremos en una de ellas.

Entre  las principales recomendaciones al dejar de fumar,  se sugiere  la práctica de actividad física como por ejemplo: bailar, caminar, andar en bicicleta, entre algunos otros. Lo recomendable, es que al inicio la frecuencia sea de 30 minutos al menos 5 días a la semana de esta forma,  el organismo se irá adaptando poco a poco a este nuevo estilo de vida.

Eso sí, recordá que antes de iniciar cualquier tipo de actividad física es importante que puedas consultar con un médico de tu confianza.

Entre los principales beneficios que podrás obtener de la actividad física, se encuentran los siguientes:

  • El ejercicio libera endorfinas, que son las sustancias que producen sensación de felicidad y bienestar.

  • Al realizar actividad física, reducirás el estrés gracias a la liberación de la noradrenalina. Esta  sustancia es la  que modera la respuesta del cerebro ante aquellas situaciones, que nos producen preocupación.

  • Liberarás  tu cuerpo de todas las toxinas, que te dejaron el cigarrillo y el humo de tabaco ambiental.

  • Incrementarás tu autoestima, al mejorar tu condición física, te sentirás cada día más saludable.

  • Conocerás a personas que te ayudarán a mantener un estilo de vida alejado del cigarrillo.

La posibilidad que tenés de prácticar actividades que te ayuden a mejorar tu calidad de vida, posterior a la cesación del consumo de tabaco son muy amplias. Entre más seguido incorporés estas actividades en tu rutina diaria vas a sentirme mejor y esos deseos que a veces parecen incontrolables por fumar, irán desapareciendo. La ansiedad dará paso a una sensación de autocontrol.

¿Qué esperas? Anímate a sentirte mejor cada día.

Recordá siempre que en IAFA tenemos tratamiento especializado en manos de excelentes profesionales que te podrán ayudar. Si querés fijar una cita con nuestros especialistas, hacé clic abajo.

Paulo López